La Otra Cara de la Isotretinoína

La isotretinoína, aparte de convertirse en el “milagro” para quitar el acné (como muchos dermatólogos lo denominan) también se ha convertido en un “milagro” para crear graves problemas de salud a quien estaba sano. Conviene recordar que el acné, aunque puede persistir en edades maduras, y por muy molesto y frustrante que sea, es una enfermedad de curso benigno, es decir, desaparece por sí sola en la mayoría de los casos.

Es habitual considerar los beneficios de este medicamento sin meditar profundamente sobre su, cada vez más constatada, peligrosidad. Existen países como EEUU, donde se han reportado casos reales de personas afectadas por las secuelas permanentes de este medicamento. De hecho, en 2009, la farmacéutica suiza Hoffmann-La Roche se vio empujada a abandonar la comercialización de este medicamento en Estados Unidos por la lluvia de demandas que le caían de los afectados por los efectos secundarios de su medicamento antiacné. No obstante, el medicamento sigue en venta en sus formas genéricas, siendo un paso atrás muy lamentable.

Volviendo a los casos documentados, se exponen algunos de los que se han recopilado en Estados Unidos:

  • En cuanto a su efecto teratógeno: las primeras prescripciones se hicieron en 1982. En 1983, se reporta el primer nacimiento con malformaciones. En 1985, las presiones de los grupos de defensa de la salud pública consiguen que la FDA (Food and Drug Administration) obliguen a la farmacéutica Roche a advertir visiblemente en su prospecto la posibilidad de malformaciones de nacimiento o incluso abortos espontáneos. Aún así, entre 1984 y 1988 se reportaron al menos otros 7 casos relativos a la teratogeneicidad. Gracias a esta medida se logró concienciar a las mujeres embarazadas a no tomar el medicamento, decreciendo de 4 por 1000 a 2 por 1000, que todavía lo tomaban. Sin embargo, esta medida se vio lastrada debido a la creciente venta del medicamento, que contribuyó a que la disminución porcentual se viera compensada por el número de embarazadas que lo tomaban. Con todo ello, el CDC (Centers for Disease Control), recomendó la retirada de este medicamento debido a los riesgos conocidos y desconocidos a los que se podía someter al feto. Estas sospechas se reforzaron cuando se reportaron casos de muerte infantil en madres que habían tomado el medicamento. En caso de los abortos, la tasa se sitúa en el 84% En el caso de que sobreviva en feto (16%) las malformaciones se manifiestan en casi la mitad de los casos e incluyen graves afecciones como: paladar hendido, oídos que faltan, dismorfia facial y malformaciones del sistema nervioso central.
  • Desórdenes gastrointestinales: es otro efecto secundario bastante frecuente de la población que se somete a este tratamiento. De hecho, aunque desmentido por la farmacéutica, se experimentó administrando este medicamento en perros evidenciándose sangrados intestinales. Posteriores estudios en personas demostraron que éstas secuelas afectaban directamente a nada más y nada menos que a un 21% de los que lo tomaron. No es de extrañar que ese porcentaje se dispare con el paso de los años. Los reportes de estos desórdenes son muy numerosos manifestándose los más graves en:
    • Colitis ulcerosa: asociado con la inflamación del tracto digestivo y úlceras en el intestino grueso y el recto.
    •  Enfermedad de Crohn: puede desarrollarse en cualquier parte del tracto intestinal y puede causar fístulas y obstrucciones intestinales.

Ambas  pueden ser devastadoras, causando síntomas como vómitos, sangrado rectal y diarrea. Además, los pacientes pueden requerir cirugía para extirpar partes del intestino. La enfermedad de Crohn se relaciona directamente con el desarrollo de enfermedades autoinmunes (esclerosis múltiple, artritis, psoriasis, síndrome de fatiga crónica…) por ello, este medicamento puede estar correlacionado con casos de diabetes que se han reportado tras la toma del medicamento ( http://www.migueljara.com/2013/03/07/el-farmaco-roacutan-isotretinoina-causo-diabetes-a-quien-tenia-acne/).

  • Desórdenes psiquiátricos: es uno de los efectos más controvertidos del fármaco y también uno de los más peligrosos, pues puede conducir al suicidio del paciente. A este respecto, desde que salió a la venta en 1982, los reportes han sido incesantes en todo el mundo. En el caso de Estados Unidos,entre 1982 y el 2000, los suicidios confirmados han sido de 37, los casos de depresión con hospitalización 110 y en los que no hubo hospitalización, aumentan a 284. Algunos informes han indicado recientemente que la horquilla de suicidios en todo el mundo podría variar entre 300 y 3000. Sólamente en Gran Bretaña, entre 2012 y 2014 se han constatado 20 casos. En 1998, a causa del goteo de casos que comenzaba a producirse, la FDA se vio obligada a forzar a la farmacéutica para que indicara con un recuadro negro la posibilidad de que este tratamiento provocara intentos de suicidio y depresión aguda. Muchas personas que se ven aquejadas de estos desórdenes se ven abocadas a necesitar tratamiento psiquiátrico de por vida. La ingente cantidad de reportes relacionados con el comportamiento suicida y el suicidio consumado,además de otros desórdenes mentales (irritabilidad, cambios de humor, apatía…) le hizo convertirse en el 4º medicamento comercial más peligroso al respecto en el año 2005.

 

Existen muchos más efectos secundarios inducidos por este medicamento, como se puede observar en el prospecto, aunque escasa o nulamente documentados. No por ello son menos graves y los testimonios de personas en foros que estuvieron sometidas al tratamiento, se cree que establecen irrevocablemente, una relación causal entre el fármaco y graves desórdenes en el organismo. Principalmente estos foros son de habla inglesa. Os dejamos este de ejemplo:

En español hay foros en donde podéis encontrar testimonios y algún blog también, aunque se mezcla mucho la gente a la que le ha ido “bien” (en principio) y a la que ha tenido problemas con el tratamiento.

 

Saludos